Categorías
Literatura

Diseñando Sueños

Por Andrea Jara Giacomozzi

Desde antes de conocerlos pienso en como poder ayudarlos en concretar ese sueño, ¿dónde será?, ¿cómo será?, ¿qué imagen tendrán? son algunas de las preguntas que me planteo al partir. Además de una base ya establecida o decretada, que «al SER le falta el espacio para habitar»… Con esto no me refiero solamente a lo físico, también está involucrado un ámbito más profundo, que finalmente a la hora de plasmar un diseño, a lo cual le llamo «sueño», debe comprender estas dos ideas las cuales necesitan congeniar, relacionarse.

Finalmente se puede decir, que con las familias nos encontramos mágicamente, si bien implica un tema laboral, desde antes lo visualizo mucho más que eso, también busco o más bien espero que exista con el paso del tiempo, referido al proceso de creación, confianza, cercanía, que en el ejercicio profesional se logre plasmar sus sueños y anhelos en lo que no solamente será su casa, sino más bien un hogar, lleno de recintos y rincones, espacios conformados que implícitamente serán los testigos del paso de la vida. Trato en esto del diseño, de llevar a la familia a imaginarse lo que será su nueva vivienda, a través de un cuento de fantasías, o evocando sus recuerdos más hermosos, para que dentro de lo que alcance su imaginación y la nuestra, se pueda obtener o más bien concretar ese espacio sagrado, y este último no se limita solamente al interior, sino que también abarca el exterior, que sigue siendo parte importantísima del habitar, ya que estas familias, están totalmente conectadas con los espacios exteriores, y se relacionan no solamente de una manera, sino muchas veces de varias maneras, es más no visualizan el espacio de adentro y el de afuera, es un todo, y como tal el reto de la vivienda se torna aún más complejo, pero se entiende que si el ejercicio queda bien logrado, será algo tan brillante, que se podría decir con autoridad, «la vivienda es cómo, una estrella bajada del cielo».

Las familias en estos lugares son creativas, innovadoras, muchas veces auto-suficientes, se cree para muchos que viven con carencias, pero solo ellos saben que poseen riquezas del alma, disfrutan de otra manera las cosas pequeñas, el paso del tiempo se vive, se respira, se comparte, los recursos los tiene de sobra. El regalo más bonito para nosotros, radica en ver las sonrisas de estas familias, a veces carente de palabras, con el solo brillo de sus ojos se sabe que la espera a terminado y que comienza literalmente una nueva vida, que dará pie a vivir más tranquilamente, a ser creativos con lo que les pertenece. En este hacer hay detrás un comercio justo, en todos los ámbitos, y con todos los involucrados, es esa la manera de avanzar, es esa la manera de seguir, es ese el espíritu revolucionario no solamente del que habita la zona rural, sino también del que insertará algo nuevo en esta filigrana precisa de ecosistemas múltiples.

1 respuesta a «Diseñando Sueños»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *